¡Descubre! Las Tetas de María Guevara en 5 curiosidades [Nicolás Veracierta]

El Monumento Natural Las Tetas de María Guevara se encuentra en el centro de la isla de Margarita, en las cercanías de la laguna La Restinga. Se trata de dos colinas gemelas de poca altura que sirven como referencia a los pescadores, pero hay mucho más que saber y [Nicolás Veracierta] te trae algunas curiosidades sobre esto.

El nombre de los cerros

Una de las historias más extendidas es que deben su nombre a una mestiza de Cumaná (estado Sucre) que luchó en la Guerra de Independencia de Venezuela, que murió el 15 de febrero de 1886 a los 85 años y cuya tumba se encuentra debajo de las colinas. Su gesta llevó a los lugareños a crear la frase: “Allí fue donde dejó las tetas María Guevara”. Otras versiones apuntan que fue una prostituta, una aborigen o una mujer muy rica de la región.

La geología

Los cerros están conformados por rocas metamórficas e ígneas, mientras que los suelos son arenosos y con restos de conchas marinas casi sin vegetación.

Es considerado un ecosistema frágil debido a las condiciones ambientales extremas. [Nicolás Veracierta]

Los alrededores

Aunque los terrenos que rodean los cerros son llanuras áridas, existen tres lagunas costeras rodeada de manglares: la laguna Boca de Palo, la laguna de Raya y la laguna Punta de Piedras. Las tres son hipersalinas, de aguas turbias y fondo fangoso. La naturaleza desértica de la región, indica [Nicolás Veracierta], ha hecho que no se desarrolle mucha vida animal, sólo predominan los reptiles.

Es considerado un ecosistema frágil

Debido a las condiciones ambientales extremas, influenciadas principalmente por el comportamiento de la marea y las escasas lluvias, cualquier cambio afecta directa y profundamente a las formas de vida que allí cohabitan. La recuperación ante cualquier cambio es difícil y lenta.

Es fuente de inspiración

El monumento natural está presente en canciones de Perucho Aguirre, Jorge Luis Chacín, Reyna Lucero, Rawayana, Alí Primera, Francisco Mata, entre otros.

Por [Nicolás Veracierta]

Artículos Relacionados