Nicolás Veracierta: Etosha, el gran refugio animal de Namibia

Planicies cubiertas de una especie de sal blanca y vistas que hacen las delicias de los turistas, entre muchas otras atracciones para todos los sentidos, llenan uno de los parques nacionales más enormes del planeta, el extenso Etosha, ubicado en Namibia, en el continente africano y que en sus más de 22mil kilómetros encierra una gran variedad de especies animales y de vegetación, que pueden ser “cazadas” de manera segura y ecológica por los visitantes en paseos guiados por sus espacios.

Nicolás Veracierta - Namibia

Etosha traduce literalmente “el gran espacio blanco debido a la sustancia parecida a la sal que cubre gran parte de su suelo y que hace que se vea blanca en las imágenes tomadas desde el cielo, este material es de hecho carbonato y le da un aspecto atípico al lugar. Esta reserva fue creada en 1907 y con una extensión de casi cinco veces el tamaño que hoy ostenta, pero subsiguientes reformas territoriales la llevaron al área que actualmente ocupa.

Nicolás Veracierta - Namibia 2

Gacelas saltarinas, elefantes, leones, leopardos, rinocerontes y muchas otras especies de animales usualmente relacionadas con África puede verse en las sabanas del parque hasta completar 114 especies diferentes de mamíferos, 340 especies de aves, 110 especies de reptiles, 16 especies de anfibios y una sola especie de pez que aparece en los lagos durante la época de lluvias.

Safaris nocturnos para avistar la vida salvaje de la zona o una visita al Etosha Ecological Institute son excelentes opciones a tomar, así como los miradores, campamentos y reservas privadas donde el viajero puede alojarse y disfrutar de las mayores comodidades.

Artículos Relacionados