Nicolás Veracierta leyo: Lluvia de Gemínidas

GeminidasLos amantes de las estrellas están de enhorabuena, pues a mediados de diciembre las Gemínidas, una de las lluvias de meteoritos más espectaculares, alcanzarán su pico máximo.
La lluvia ha ido creciendo con intensidad en las últimas décadas y será más bonita de lo normal debido a que tendrá lugar durante una semana sin apenas luna.


Docenas de estrellas fugaces por hora cruzarán el cielo la noche del 13 de diciembre y durante las primeras horas del 14, convirtiendo las Gemínidas en uno de los espectáculos celestiales más llamativos.

«Se calcula que, con buenas condiciones de visibilidad, habrá entre 80 y 120 meteoritos por hora», afirma Ben Burress, astrónomo del Chabot Space & Science Center en Oakland (California, Estados Unidos).

«Afortunadamente, el 13 de diciembre habrá luna nueva, por lo que no veremos la luna durante la lluvia de estrellas», añade. Insiste en que la mejor forma de observar el evento es alejarse de las luces de la ciudad y buscarlas desde el punto más oscuro posible.

Cada vez más intensa
Históricamente, a los aficionados a la astronomía se les pasó por alto este acontecimiento, debido a que tiene lugar cerca de las vacaciones y durante el frío invierno, pero afortunadamente esto ha empezado a cambiar gracias a la intensidad que ha empezado a alcanzar durante las últimas décadas.

De hecho, para algunos expertos, esta lluvia de meteoritos ha destronado a las famosas Perseidas como evento celestial del año.

«Esta lluvia de estrellas fue detectada por primera vez en 1862, y su intensidad ha ido aumentando los últimos cien años», señala Jim Todd, del Oregon Museum of Science and Industry.

«Hacia el año 1900, el pico de actividad se situaba en los 15-20 meteoritos por hora, pero ahora alcanza casi los cien», añade.

Geminidas 500
Origen misterioso
¿Cuál es la razón de este aumento? Los astrónomos creen que la Tierra se acerca cada vez más a una corriente de restos de un misterioso objeto, parecido a un asteroide, de cinco kilómetros de ancho.

Sin embargo, a diferencia de otras lluvias de meteoritos que surgen a partir del material expulsado por cometas a medida que se acercan al Sol, los científicos no están seguros de si el objeto origen de las Gemínidas, llamado 3200 Faetón, es un asteroide o un cometa casi muerto.

«El objeto no desarrolla una cola cuando pasa cerca del Sol, pero sí se desprenden partes de una más allá del astro», explica Todd.

Tras el descubrimiento de Faetón en 1983 por un satélite de la NASA, los astrónomos encontraron coincidencias entre su órbita, de año y medio, y las Gemínidas, lo que le convirtió en el mejor candidato a progenitor de la lluvia de meteoritos.

Un bonito espectáculo
Debido a que las Gemínidas chocan con la atmósfera a unos 32 kilómetros por segundo (a menor velocidad que otras lluvias de meteoritos), éstas crean preciosos arcos en el cielo que pueden durar entre uno y dos segundos.

El radiante, el punto del cielo desde el que parecen originarse los meteoritos, es la constelación de Géminis, lo que favorece a los observadores del Hemisferio Norte.

La lluvia podrá observarse durante la noche del jueves, especialmente a partir de medianoche. Además, Todd advierte de que será posible observar algunos planetas durante la lluvia de estrellas.

«Al oeste de la constelación de Géminis estará Júpiter, brillando con fuerza», señala. «Incluso Saturno, Venus y Mercurio estarán visibles desde algunos puntos».

«Ya sabes, abrígate bien y busca un buen sitio, te espera un bonito espectáculo»

Wally Pacholka

Ver fuente

Artículos Relacionados