Pamukkale: El lugar del castillo de algodón

Turquía esconde en su geografía, uno de los lugares de belleza más grande, y de mayor interés del mundo, un lugar cuyo nombre, traducido al castellano, enciende por sí sólo, las imaginaciones más activas y atrae miles de turistas cada año, para contemplar las maravillas del “Castillo de Algodón’’. Pamukkale, como se llama en lengua nativa este tesoro natural, está localizado al sur-oeste, en la región de Denizli, en el valle del río Menderes. Aquí, piscinas salientes de aguas termales, a la ladera de la montaña, se muestran como espejos turquesa, que se intercalan entre sí, emergiendo de la piedra caliza.

Nicolas Veracierta - Pamukkale
Pamukkale, significa castillo de algodón en el idioma turco

Hierápolis es una antigua ciudad de origen meramente helénico, edificada en lo más alto de este promontorio, y de la cual hoy sólo quedan ruinas, también es parte ineludible de la visita. Desde su reconstrucción como parte del imperio romano, la conexión de esta población, con las termas es inescapable, puesto que nobles y poderosos de todo el reino, visitaban el lugar para bañarse en las curativas aguas, y como prueba de aquel asentamiento, han quedado edificaciones como el Templo de Apolo, el Nympheum o el Plutonio, o Puerta al Inframundo.

Pamukkale conserva hoy para los visitantes, además de su excitante historia y las piscinas de baños termales, algunas de las vistas más impactantes de la naturaleza a nivel global, con atardeceres de belleza infinita, por lo que los entendidos recomiendan pasar al menos una noche en el sitio, para disfrutarlos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Hierápolis, en esta urbe se encontraba el Templo de Apolo y el Nympheum

UNESCO otorgó a esta región, el estatus de Patrimonio de la Humanidad en 1988; garantizando así, su disfrute por generaciones venideras, como ha sido desde épocas imperiales, cuando los beneficios para la salud de sus aguas, era atribuidos a favores de los dioses.

Artículos Relacionados