Médanos de Coro

Nicolas Veracierta Médanos de Coro

Venezuela sorprende con sus bellezas naturales a lo largo de todo el territorio nacional. En el occidente, se encuentra una impactante vegetación xerófila, en una de las zonas más áridas del país: el Parque nacional Los médanos de Coro, un paisaje arenoso cambiante debido a la acción de los vientos alisios.

Este parque es el único desierto en movimiento en la costa del Caribe cuyas dunas sobrepasan los 20 metros sobre el nivel del mar; éstas son conocidas como arenas nómadas y están circunscritas alrededor del istmo de los médanos.

El aspecto áspero de las arenas las hacen propicias para deslizarse, lo que representa un espectáculo ante los ojos.

El parque entra dentro del área protegida más cercana al golfo de Venezuela ya que posee el desierto costero, una costa llena de manglares y especies como la tarántula azul y el oso pigmeo –que solo se hallan en la península de Paraguaná– que se encuentran en peligro crítico de extinción.

Debido a las lluvias del diciembre de 1999, en los médanos se formaron cuatro lagunas. Este hecho ha sido un acontecimiento único en el lugar y es posible que no se repita en muchos años, pues las lagunas se van evaporando debido a las altas temperaturas.

Además de arena, ¿qué ver en los Médanos de Coro?

Si bien las actividades preferidas por los visitantes son lanzarse cuesta abajo, revolcarse en la arena, practicar sand board, pasear en cuatrimotos o en trineos de arena y admirar la naturaleza xerófila, existen otras posibilidades de entretenimiento respetando la vida del parque:

  • Admirar lascalzadas de la época precolombina desde las dunas hacia los puertos pesqueros.
  • Visitar la capilla de las Ánimas de Guasare dedicada a las almas que murieron en 1912 cuando se trasladaban en busca de agua.
  • Pasear por Coro y su casco histórico: esta es la primera ciudad de Venezuela fundada en tierra firme y la primera capital de la Provincia de Venezuela.

Artículos Relacionados