Jeju: la isla volcánica que enamora a los turistas

En Corea se encuentra la hermosa isla de Jeju, la mayor de toda la nación, el destino doméstico favorito para vacacionar entre sus habitantes. Gracias a sus hermosas playasexuberante campiñaexcelentes hoteles con vista al mar, este bello monumento natural es elegido por hombres de negocios y turistas de todo el mundo.

Seongsan Ilchulbong

Jeju es una isla volcánica ubicada a 130 kilómetros de la costa sur coreana, es la isla más grande y la provincia más pequeña. Tiene una superficie de 1846 km2 y es famosa por tres cosasvientos muy fuertes, magnificas formaciones rocosas y sus mujeres, puesto que en esta localidad hay una población mucho mayor de  féminas que de hombres. La isla se ha convertido en un buen lugar para hacer negocios y reuniones internacionales,  lo que ha avivado su infraestructura turística.

El Monte Hallasan es un impresionante volcán durmiente que se encuentra al centro de la isla, tiene más de 1800 especies de vida vegetal, gran cantidad de venados y un ecosistema que seguramente impresionará a sus visitantes. Las vistas desde allí son para quitar el aliento y muchos de los temporadistas  buscan subir a su punto más alto para disfrutar del ocaso o el amanecer desde el cráter, siendo una experiencia única e irrepetible para aquellos que se acercan a estas latitudes.

Las flores amarillas cubren los campos en primavera
Las flores amarillas cubren los campos en primavera

Para todos los gustos

Los turistas pueden disfrutar cada estación del año con una paleta de colores distinta: desde las brillantes flores amarillas en primavera, pasando por las playas doradas y de aguas turquesa en el verano, así como las cañas marrón claro con pequeñas flores rojas de las Eulalias moviéndose al ritmo de los vientos del otoño, hasta las adorables flores de nieve en el invierno.

Entre las actividades que ofrece la isla se incluyen caminatas, paseos a caballo, vuelos en parapente, submarinismo, windsurf, recorridos en bote y natación, así como la posibilidad de escalar el cráter Seongsan Ilchul-bong que se levanta sobre el mar.

La estadía en Jugu se vuelve irresistible gracias a un extenso menú de comidas locales, como el famoso pez ficharoja que se prepara al grill, en estofado o asado; el potaje de arroz con abulón, el faisán, el pez sable asiático y las exquisitas mandarinas típicas de la zona.

Dulces mandarinas son parte de la gastronomía

Artículos Relacionados