Parque nacional Galápagos

 

Desde la visita de Charles Darwin, este territorio permanece casi intacto. En 1959 fue declarado Parque nacional, convirtiéndose así en el primer Parque nacional de Ecuador. Por su diversidad, la singularidad de sus especies y su dinámica geológica es considerada una de las reservas naturales más importantes del mundo. Sí, hablamos del Parque nacional Galápagos. Aquí algunas de sus características más resaltantes:

  • Junto con la Reserva marina de Galápagos constituye el área protegida de las islas Galápagos.
  • Es el archipiélago volcánico mejor conservado del mundo y es un laboratorio vivo debido a los cambios permanentes en sus formaciones y procesos evolutivos.
  • Su flora y fauna son endémicas y conviven en armonía con los seres humanos. Son más de 45 especies de aves, 42 reptiles, 15 mamíferos, 79 peces, 560 especies de plantas, briofitas y algas y 700 especies introducidas que han evolucionado de manera aislada durante más de 4.000.000 de años. En cuanto a las tortugas gigantes que dan el nombre al archipiélago, éstas fueron originalmente 15 especies que se redujeron a 12 tras las depredaciones durante el siglo XVIII y las erupciones del volcán “La Cumbre”. Sin embargo, en el 2015, se logró identificar una nueva especie –la Chelonoidis donfaustoi-.
  • La temperatura desde mayo hasta diciembre oscila entre los 19°-26°C, mientras que de enero a abril oscila entre los 31°-33°C.

Información para el visitante

El archipiélago Galápagos está administrado por la Dirección del Parque y bajo la Ley Orgánica de Régimen Especial para la Conservación y Desarrollo Sustentable de la Provincia de Galápagos. De esta manera, se busca garantizar la conservación de la integridad ecológica y la biodiversidad de sus ecosistemas insulares y marinos a través de la promoción y el uso racional de los bienes y servicios por parte de los habitantes y visitantes. Las normas para la permanencia en el Parque son estrictas para favorecer el desarrollo social, cultural y económico equitativo, solidario, responsable y sustentable.

 

Por Nicolás Veracierta

Artículos Relacionados