Parque Nacional Talampaya: el desierto rojo

talampaya_nicolas_veracierta
Talampaya: el desierto rojo

El Parque Nacional Talampaya es uno de los siete Patrimonios de la Humanidad declarados en Argentina por la Unesco. Esta reserva natural latinoamericana se encuentra en la provincia de La Rioja y protege importantes yacimientos arqueológicos y paleontológicos de la zona, pero son más los atractivos de este desierto rojo.

  • Sus rocas documentan la evolución del planeta desde la división del supercontinente Pangea.
  • Entre los descubrimientos más destacados en el área de la paleontología se encuentran los fósiles del Lagosuchus talampayensis –uno de los primeros dinosaurios de la Tierra– y la tortuga Palaeocheris talampayens.
  • La erosión generó las geoformas características de Talampaya como Los reyes magos, el Tablero de ajedrez, La catedral, Los balcones y El fraile, todas presentes en al área conocida como La ciudad perdida de Talampaya.
  • Los petroglifos y pinturas en piedras y cerámicas hallados en la zona Los pizarrones –en la Puerta de Talampaya– dan cuenta de las ocupaciones humanas desde el 120 al 1180 de nuestra era. Además, se han encontrado restos de viviendas y elementos confeccionados a partir de rocas que pertenecen al período previo a la Conquista.
  • En el Parque también existe un jardín botánico que preserva la flora autóctona del desierto.
  • El Parque no solo es Patrimonio Cultural de la Humanidad, también fue declarado Patrimonio Natural de la Humanidad.

Información para el visitante

  • Las temperaturas son extremas tanto en verano como en invierno y las diferencias entre el día y la noche son notorias. Los meses con probabilidad de heladas y nevadas aisladas van de mayo a octubre. Las lluvias, por lo general, ocurren en los meses de primavera y verano.
  • Para acceder al circuito debe solicitarse la autorización del guardaparques, pues se trata de un área protegida.
  • Se recomienda llevar suficiente hidratación, protección solar, calzado adecuado y abrigo durante cualquier visita. Así mismo, se recomienda realizar la primera excursión entre las 8:00 am y 9:30 am.

Está prohibido acercarse a la fauna y darle alimento. Al estar cerca de ella, debe mantenerse en silencio.

Recuerda: se trata de un vestigio del período Triásico y su preservación para las generaciones futuras también depende de ti.

Artículos Relacionados