Parque Nacional de Göreme: un museo al aire libre

nicolas_veracierta_goreme
Descubre el paisaje más famoso de Capadocia

En Capadocia de la Anatolia Central (Turquía), un paisaje irregular sorprende a los visitantes: los valles del Parque Nacional de Göreme, conocido también como el Museo al aire libre de Göreme… ¿Por qué es tan impactante?

Este Parque Nacional es el paisaje más famoso de Capadocia y consiste no solo en un paisaje lunar modelado por la erosión, sino en los vestigios de los asentamientos de los siglos III y IV. Los cristianos del período romano fundaron en este territorio varios monasterios, viviendas y aldeas subterráneas excavadas en roca y en forma de cuevas. Los monumentos, capillas, alcobas, almacenes e iglesias –decorados en su interior con frescos que datan de los siglos XI y XII– aún se conservan.

Las iglesias de Göreme

Los santuarios rupestres de Göreme son un magnífico ejemplo del arte bizantino posticonoclástico. Destacan:

  • Iglesia de la sandalia: recibe el nombre por las cavidades del suelo que asemejan huellas de los pies. Allí se encuentra un gran fresco de la traición de Judas.
  • Iglesia oscura: recibe el nombre por sus escasas ventanas. La poca luz en su interior permitió la conservación de sus frescos.
  • Iglesia de la serpiente: recibe su nombre por albergar los frescos de San Jorge y el dragón. Así mismo, posee frescos del emperador Constantino el Grande y su madre HelenaSan OnofreSanto Tomás y San Basilio.
  • Iglesia de la manzana: es la que posee la mayor colección de frescos -a los originales se le añadieron frescos iconoclastas-. Su construcción también es única: posee cuatro columnas, un domo principal grande y ocho pequeños.
  • Monasterio de las monjas: este complejo posee cuatro niveles y cuatro iglesias.

Información para el visitante

  • Además de las caminatas, es posible realizar paseos en globo; una oportunidad única para apreciar una vista única, preferiblemente al amanecer.
  • En las afueras del Parque, algunas cuevas han sido rehabilitadas y funcionan como pensiones y pequeños hoteles.
  • El Parque Nacional fue inscrito en la lista como Patrimonio de la Humanidad en 1985.

Un destino lejano para disfrutar el silencio, la historia del cristianismo y aprovechar para encontrarse consigo mismo.

 

Por Nicolàs Veracierta

Artículos Relacionados