Stonehenge: el círculo de piedra

Desde 1986, Stonehenge es Patrimonio de la Humanidad
Desde 1986, Stonehenge es Patrimonio de la Humanidad

 

Stonehenge es el monumento megalítico más famoso del mundo. Fue erigido en la edad de Bronce en el condado de Wiltshire (Inglaterra) y, desde entonces, ha sido un misterio el origen de sus rocas gigantes así como la finalidad de la construcción. Hasta la fecha, esto es lo que se ha dado a conocer al mundo:

 

  • Lo que hoy se mantiene en pie siguiendo la forma crómlech son seis círculos internos compuestos de seis bloques de roca gigantes rematados por tres dinteles colosales. El círculo exterior está compuesto por diecisiete monolitos con dinteles. Esta formación fue realizada en 1964 tras el traslado de las estructuras a este sitio. Solo siete soportes y dos dinteles permanecen inalterados. Los demás han sido reparados o asentados en hormigón.
  • La construcción de Stonehenge se ha atribuido a romanos, sajones, daneses, druidas, primeras comunidades agrícolas de Gran Bretaña y hasta al mago Merlín. La finalidad de la construcción está asociada con las prácticas religiosas centradas en monumentos permanentes, a ritos funerarios y a la observación astronómica. Sin embargo, cualquiera de estas teorías espera ser confirmada.
  • Por mucho tiempo se sospechó que las rocas procedían de las colinas de Preseli. Sin embargo, las más recientes investigaciones del Museo Nacional País de Gales, en conjunto con la Universidad de Leicester, indican que las rocas pueden tener su origen en las cercanías de Pembrokeshire. Aún está por confirmarse esta hipótesis.
  • El mecanismo de transporte para mover las rocas entre los años 3000 y 1600 a. de C. continúa siendo uno de los mayores misterios. En el año 2000 se realizó una prueba de traslado desde el País de Gales hasta Salisbury por tierra y mar empleando solo la fuerza muscular y la tecnología humana de hace 5.000 años: la gran roca acabó hundida en el estuario de Milford Haven.

Este conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986 continúa siendo motivo de investigación y debate. Sin duda, aún posee muchos misterios por descubrir, aunque quizás su mayor atractivo resida precisamente en el mito que todavía lo rodea.

 

Por Nicolás Veracierta

Artículos Relacionados