Parque de los monos de Jigokudani

Nagano es famoso por sus aguas termales y entre ellas, destaca una cuyos bañistas principales son los monos de cara roja, también conocidos como macaco japonés o mono de nieve. Esto es el Parque de los monos de Jigokudani.

El macaco japonés recibe a los turistas dándose un baño

Jigokudani o el “Valle del infierno” es la zona de Japón donde se encuentran las aguas termales y éstas emanan vapores que le dan al ambiente un matiz tenebroso. En este parque, desde tempranas horas de la mañana y desde su inauguración en 1964, la colonia de casi 270 monos baja en fila hacia las aguas. Para animarlos, los cuidadores del parque esparcen semillas sobre la nieve y los orientan con silbatos.

Una vez culminado el desayuno, proceden a relajarse en estas aguas provenientes del río Yokoyu: los más jóvenes juegan con sus madres o con otros pequeños, otras madres abrigan y limpian el pelaje de sus bebés, mientras que los más ancianos se bañan hasta quedarse dormidos en las cálidas temperaturas del agua.

Para llegar, debe realizarse una caminata de 30 minutos desde las aguas termales de Kanbayashi por la senda Yumichi; un camino con impresionantes paisajes montañosos de invierno.

Recomendaciones para las visitas

  • El horario es de 8:00 a 17:00, entre abril y octubre; de 9:00 a 16:00, entre noviembre y marzo. Se recomienda llegar temprano para contemplar la llegada de los monos y visitar el parque entre enero y febrero.
  • Atuendo para nieve. Aunque esta zona está a menos de 900 metros de altura, su latitud, escarpado y relieve montañoso garantizan bajas temperaturas durante todo el año y nieve durante casi ocho meses.
  • Mantener una distancia prudencial de los monos. El área no cuenta con vallas ni barreras. Aunque los monos lucen apacibles y están acostumbrados a las visitas de los turistas, no hay que olvidar que son animales salvajes y por lo tanto su comportamiento puede ser impredecible. Está prohibido darles de comer y tocarlos.

Por Nicolás Veracierta

Artículos Relacionados