Una aventura salvaje en el Serengueti

Ñus (o búfalos africanos) corriendo libremente por uno de los territorios más grandes del planeta dedicados a la conservación de especies animales, es signo que el visitante se encuentra en un lugar irrepetible sobre la faz de la tierra, el Parque Nacional Serengueti, ubicado en Tanzania, África, y que es escenario de la migración anual de estos animales, la cual ocurre entre los meses de julio y octubre mientras estos buscan llegar a la otra gran reserva de las cercanías, el Masai Mara.

http://184.168.183.35/userfiles/2404544591_ebb0f0aa2b_z.jpg

Serengueti quiere decir en lengua masaillanura sin fin”, nombre más que acertado para este espacio de más de 13.000 kilómetros cuadrados de extensión, ubicado al norte del país y que concentra una de las muestra de biodiversidad más complejas del planeta y que ha tenido que luchar contra grandes desafíos a lo largo de su historia, incluyendo la caza indiscriminada que mermó la población de leones y otras especies de manera preocupante antes de la creación de la reserva como tal.

http://184.168.183.35/userfiles/640px-Little_Serengeti_in_Arusha_NP.JPG

Leones, elefantes africanos, leopardos, rinocerontes negros y ñus, los llamados cinco grandes de los trofeos para los antiguos cazadores, hoy siguen siendo los protagonistas pero esta vez a los ojos de visitantes, turistas e investigadores, que pueden observar a estos en su hábitat natural gracias a tours dirigidos y fascinantes, donde lo único que apunta a estos hermosos especímenes son las cámaras de los emocionados viajeros que coleccionan instantáneas que llevara a casa como recuerdo de la experiencia.

La UNESCO declaro al Serengueti como Patrimonio de la Humanidad en el año 1981 como herramienta para asegurar la protección y la supervivencia de las especies propias de la zona, entre las que también se cuentan entre otros, cebras de grant, jabalíes verrugosos, guepardos, zorros orejudos, gacelas, liebres, antílopes acuáticos, jirafas, hienas o chacales, y gran cantidad de aves como el flamenco, la ibis negra, la cigüeña blanca, la gallina de guinea, pelicanos, búhos o el martín pescador.

Seronera, al centro del parque es donde se ubican la mayor cantidad de animales y es una de las áreas más visitadas por los recorridos turísticos, Ndutu la zona de nacimiento de los Ñus es otro de los puntos más concurridos especialmente en la época de alumbramiento en febrero que da luz verde a la temporada alta en el lugar; también puede visitarse la población Masai para cerrar la visita.

Artículos Relacionados